Home

LEE Y COMPARTE EL LIBRO DIGITAL: “LOS CHICOS DE HARES. DE PALESTINA A LA PRISIÓN ISRAELÍ“.


ACERCA DE

Este sitio está dedicado a cinco jóvenes palestinos: Mohammad Suleiman, Ammar Souf, Mohammed Kleib, Tamer Souf y Ali Shamlawi que se encuentran detenidos en una cárcel israelí acusados ​​de 25 cargos de intento de asesinato por presunto lanzamiento de piedras, sin evidencia alguna. Los chicos fueron etiquetados como “terroristas” sin que se llevara a cabo una investigación objetiva. Fueron condenados en los medios de comunicación israelíes incluso antes de que “confesaran” bajo tortura haber lanzado piedras. A estos jóvenes se les ha negado cualquier tipo de justicia en el sistema militar israelí, que en el 99,7% de los casos condena a los menores palestinos (una tasa similar a la de los peores regímenes totalitarios del mundo en el siglo XX).

Tú, como ser humano consciente, tienes derecho a saber sobre los crímenes cometidos por el brutal y racista sistema de justicia militar israelí.

Los chicos de Hares tienen derecho a vivir sus jóvenes vidas sin que el régimen las trunque mediante una parodia de proceso judicial.

Si eres periodista, reportero/a ciudadano/a, bloguero/a, activista, madre, padre, o joven tú  mismo/a, y quieres luchar la justicia para los Chicos de Hares, por favor comparte la información de este sitio entre tus redes y círculos sociales con la mayor amplitud posible. Y lo más importante: por favor, echa un vistazo a la sección “Qué puedes hacer” (What You Can Do), y actúa.

Si deseas participar en la campaña, este es nuestro correo electrónico: haresboys@gmail.com

Gracias.

Nuestro mundo sólo puede llegar a ser mejor para cada persona si todas estamos en el lado de la justicia.



Envia esto a su Embajador!

Para D. Álvaro Iranzo Gutiérrez (Embajador de España en Tel Aviv)/ Para Ramon
Ansoaín Garraza (Consul español en Jerusalén)

Le escribo para solicitar su presencia en la próxima audiencia de Ali Shamlawi en el Tribunal Militar de Salem a las 9 am el día 25 de julio 2013.

En marzo de 2013, cinco adolescentes del pueblo de Hares (distrito de Salfit, Palestina ocupada) fueron detenidos y acusados con 25 cargos por intento de asesinato al presuntamente arrojar piedras contra el auto de un colono ilegal israelí. Recibieron estos cargos a pesar de una abrumadora falta de pruebas.

Desde el 15 de marzo, los niños han sido encarcelados, primero en el centro de interrogatorios de Al-Jalame y más tarde en la prisión de Megiddo, ambas dentro de los territorios de 1948 de Israel (como bien sabéis, la transferencia de detenidos / detenidos / presos personas de los territorios ocupados al territorio del ocupante viola el derecho internacional, en concreto el Cuarto Convenio de Ginebra).

Cada uno de los niños afirmó haber sido torturado, encerrado en confinamiento solitario durante dos semanas y golpeado por los soldados y otro personal de la prisión. A los chicos se les han concedido visitas muy limitadas tanto con sus familias como con sus abogados. Todas las audiencias en la corte se han cerrado a los observadores externos.

Le pido que asista a la audiencia en la corte, ya que su presencia como observador internacional asegurará de que estos chicos reciben un juicio lo más justo que sea posible en un sistema de tribunales militares. Tengo esperanza en que usted asistirá y espero con interés escuchar su respuesta.

Si necesita más información acerca de la audiencia en la corte, por favor envíenos un email a: haresboys@gmail.com. Alternativamente, por favor eche un vistazo a la descripción detallada del caso de los niños de Hares online: https://haresboys.wordpress.com/

Muchas gracias por adelantado.

Le saluda atentamente,

[Su nombre]

Además, aquí hay una carta de pre-forma para invitar a sus círculos sociales a difundir el mensaje sobre el caso:

Estimado amigo / conocido / colega /,

Me dirijo a usted porque la próxima cita en la corte para el caso de los niños de Hares el día x en la Corte Militar de Al-Jalame. Las audiencias judiciales anteriores han sido cerradas a los observadores externos y la experiencia, tanto para los niños y sus familias, ha sido muy traumática. La única vez que un observador internacional estuvo presente, hubo una diferencia notable en el comportamiento de la corte.

Les pido llegar a sus amigos y redes para comunicarse con sus respectivas embajadas en el interior del territorio del ’48 y alentar a sus embajadores o representantes a asistir a la audiencia en la corte militar.

Si cada uno de ustedes puede conseguir que 10 personas se pongan en contacto con sus embajadas una semana antes de la fecha de la corte, creemos que su posible asistencia presionará al tribunal para abrir aún más las audiencias a los observadores internacionales. No hay justicia en un sistema de tribunales militares ilegales, pero espero que juntos podamos tomar medidas para garantizar que estas injusticias no queden sin respuesta
y sin ser vistas.

Le saluda atentamente,

[Su nombre]

Gracias!!



LA HISTORIA

El accidente automovilístico

Alrededor de las 18:30 horas del jueves 14 de marzo de 2013, un coche se estrelló contra la parte trasera de un camión en la Ruta 5, en la gobernación de Salfit, Palestina ocupada. La conductora y sus tres hijas resultaran heridas, una de ellas de gravedad. La conductora, Adva Biton, regresaba a la colonia ilegal israelí de Yakir cuando ocurrió el accidente. Más tarde afirmó que el accidente se debió a que jóvenes palestinos lanzaron piedras contra su coche. El conductor del camión, que había declarado inmediatamente después del accidente que se había detenido a causa de un pinchazo, más tarde cambió su declaración y dijo que había visto piedras en la carretera.

No hay testigos del accidente de coche. Nadie vio a niños o jóvenes lanzando piedras ese día.

Los arrestos

En las primeras horas del viernes 15 de marzo de 2013, soldados israelíes enmascarados, algunos con perros de ataque, irrumpieron en la aldea de Hares, que está cerca de la Ruta 5.

Más de 50 soldados rompieron las puertas de las casas de algunos pobladores, buscando a los hijos adolescentes. Diez niños fueron detenidos esa noche y llevados con los ojos vendados y esposados con rumbo desconocido. No se les informó a las familias sobre el motivo de la detención ni sobre su paradero.

Dos días más tarde, una segunda ola de arrestos violentos tuvo lugar en Hares. Alrededor de las 3 de la madrugada, el ejército israelí, acompañado por el Shabak (servicio secreto israelí), entró en las casas de tres adolescentes palestinos. Tenían un pedazo de papel con sus nombres en hebreo. Después de encerrar a todos los miembros de la familia en una habitación, quitándoles sus teléfonos para que no pudieran pedir ayuda, y de interrogarles, los soldados esposaron a los chicos, todos de 16 o 17 años. “Abraza y besa a tu madre para despedirte”, le dijo a uno de los chicos un agente del Shabak. “Puede que no la vuelvas a ver”.

En total, 19 adolescentes de los pueblos vecinos de Hares y Kifl Hares fueron detenidos en relación con el accidente de coche de los colonos. Ninguno de ellos tenía antecedentes de acusaciones por lanzar piedras. Después de interrogatorios violentos, la mayoría de los menores fueron puestos en libertad, a excepción de cinco, que permanecen en Megiddo, una prisión para adultos israelí. Ellos son los Chicos de Hares.

El interrogatorio

Los adolescentes detenidos fueron sometidos a una serie de abusos y malos tratos que pueden considerarse tortura. Tras la detención, se les mantuvo en régimen de aislamiento durante dos semanas. Uno de los niños, ya en libertad, describió su celda: un agujero sin ventanas de 1 metro de ancho por 2 metros de largo; no había colchón o manta para dormir; el baño estaba sucio; la luz estaba encendida en forma continua, lo que llevó al muchacho a  perder la noción del tiempo; la comida lo hizo enfermarse. Se le negó abogado; fue interrogado violentamente tres veces durante tres días, y finalmente liberado después que el tribunal lo encontró inocente.

Otros niños también informaron a sus abogados que recibieron un trato muy similar. Ellos “confesaron” haber lanzado piedras después de haber sido abusados en reiteradas ocasiones en la cárcel y durante los interrogatorios.

La acusación

Los cinco chicos de Hares están acusados ​​de 20 cargos de intento de asesinato cada uno; al parecer, se cuenta un cargo por cada supuesta piedra lanzada contra los coches que pasaban. La fiscalía militar israelí insiste en que los chicos tenían conscientemente “la intención de matar”, y está pidiendo la pena máxima por intento de asesinato: de 20 años a cadena perpetua.

La acusación se basa en las “confesiones” de los chicos, obtenidas mediante tortura, y en 61 “testigos”, algunos de los cuales afirman que sus vehículos fueron dañados por piedras el mismo día en la carretera 5. Estos testigos sólo aparecieron después que el accidente de coche recibió una gran cobertura mediática como “acto terrorista”, y que el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu anunciara, después de la detención de los chicos, que había “atrapado a los terroristas que lo hicieron”. Entre los “testigos” se incluye la policía y el Shabak, que ni siquiera estaban presentes en el lugar en ese momento. No está claro si los 61 “testigos”  han sido debidamente interrogados y sus afirmaciones verificadas mediante imágenes de video, datos de ingreso en el hospital, o incluso si los supuestos daños a sus vehículos han sido fotografiados o documentados de alguna manera. Dicha información no está disponible, incluso a los abogados de los chicos.

Implicaciones

Si los chicos son condenados, este caso podría sentar un precedente legal que permitiría al ejército israelí condenar a cualquier niño o joven palestino que lanza piedras por intento de asesinato.

Los chicos tienen hoy 16-17 años de edad. Si los militares israelíes se salen con la suya, los jóvenes regresarían a sus hogares a la edad de 41 -en el mejor de los casos. Cinco jóvenes vidas arruinadas, sin evidencia de su culpabilidad, constituye una bofetada a los principios de justicia de la comunidad humana.

¿Qué hay de malo en todo esto?

Casi todas las etapas de este caso que podrían haber salido mal, lo hicieron. La legislación nacional e internacional ha sido mayormente desconocida; los principios de justicia se desvanecen en el horizonte; el respeto por los seres humanos no existe.

Consideremos lo siguiente:

  • Los Chicos de Hares, al igual que miles de otros menores palestinos, son tratados como adultos por la justicia militar israelí. Según el Derecho Internacional de los Derechos Humanos en general, y la Convención de los Derechos del Niño y la Niña en particular, son adultos los mayores de 18 años. Israel trata como adultos incluso a niños de 9 años.

  • Un sistema judicial racista: sin importar el supuesto delito, los palestinos siempre son juzgados por tribunales militares y sometidos a la legislación militar, mientras que los israelíes que cometen los mismos delitos son juzgados por la justicia civil.

  • Arrestar violentamente a niños violando su domicilio en medio de la noche, sin dar ninguna explicación a sus familias acerca de las razones de la detención, ni informarles sobre el paradero de sus hijos, va en contra de la propia legislación israelí, que establece que los menores han de ir acompañados de un adulto de la familia cuando son detenidos.

  • La negación de acceso a un abogado durante los primeros días de detención también es una grave violación de la misma legislación israelí.

  • Poner a niños en régimen de aislamiento durante días es una forma de tortura, y un castigo severo antes de que haya ningún veredicto.

  • El interrogatorio abusivo de menores asustados se considera tortura.

  • Los chicos fueron detenidos a pesar de la falta total de pruebas en su contra, y condenados por los medios de comunicación israelíes como “terroristas”, lo que va en contra de la presunción universal de inocencia, y arroja una sentencia de culpabilidad en el juicio lapidario de la opinión pública, presionando a los jueces para hacer lo mismo.

(Photo by Michael Loadenthal under a CC licence)

En vehículos así arrestan a los niños palestinos. (Photo by Michael Loadenthal under a CC licence)



Qué puedes hacer:

Presionar a la embajada de Israel en tu país, a través de concentraciones, plantones, cartas de protesta, presión de organizaciones sociales, partidos políticos, legisladores, etc.

– Exigir justicia para los Chicos de Hares y todos los presos y presas palestinas en las cárceles militares israelíes. Difundir ampliamente el caso en los medios de comunicación.

– Firmar la petición, y hacer campaña para recoger más firmas.

– Apoyar, sumarte, difundir u organizar acciones de BDS (boicot, desinversión y sanciones) contra Israel en tu país o región.

– Compartir, difundir este caso y mantenerse informado/a de las actualizaciones a través de este blog.



Aquí hay una lista de acciones que puedes realizar para apoyar la campaña por los Chicos de Hares:

Crear / Firmar una petición!

– Hacer una presentación sobre los Chicos de Hares! Usa nuestro blog para preparar una charla informativa, de sensibilización, o una presentación en powerpointsobre los Chicos de Hares, poniendo el caso en el contexto más amplio de la prisión masiva de menores en Israel (denunciada por organismos internacionales y de la ONU), así como en el marco del complejo industrial de prisiones en el mundo.

– Recaudarfondos! A través de un recital, una comida, una feria, una colecta u otras acciones apropiadas según tus posibilidades, puedes recaudar fondos para ayudar a costear los gastos legales de los Chicos de Hares.

– Organizar una marcha o concentración/plantón ante la embajada de Israel en tu ciudad! Lo único que se necesita es un grupo de activistas. Las marchas o concentraciones/plantones pueden dar un mensaje visual muy claro a través de carteles, imágenes, símbolos, etc.

– Boicot a los productos israelíes! No sólo no comprarlos, sino quitarlos de las góndolas de las tiendas. Boicotear y repudiar también a instituciones y grupos israelíes (artísticos, académicos, deportistas, etc.) por su complicidad en el régimen de apartheid y la detención masiva de menores palestinos.

– Teatro y arte callejero!Una forma simpática y amena de educar a la opinión pública es organizar una performance teatral o musical en una tienda, supermercado, en calles o plazas, en la puerta de un teatro, cine, etc. Es sumamente importante documentar la acción a través de fotos o videos, para que tenga alcance y difusión mucho más amplios.

– Informar sobre este caso a las organizaciones de derechos humanos: Ya sea ONG, comisiones parlamentarias, municipales, ministeriales, etc., para que conozcan la situación de los Chicos de Hares y presionen al gobierno israelí expresando preocupación e interés por el caso y por la situación de los presos y presas políticas palestinas en general.

– Publicar artículos, hablar en la radio y en todos los espacios disponibles en los medios de comunicación, para darle al caso la mayor difusión posible. Lograr que personalidades populares del mundo de la cultura o el deporte en tu país se interesen y pronuncien sobre los Chicos de Hares.

Si tienes cualquier otra gran idea para poner en acción, por favor no dudes en compartirlas en la sección de Comentarios, abajo. ¡Muchas gracias desde ya! Y por favor, también haznos saber cómo te fue: comparte tus acciones, palabras, fotos, videos, emociones y logros con nosotros/as!

4 thoughts on “Castellano

  1. Pingback: Jueves 1, 20h Delegación Gobierno. Palestina resiste! Prawer no pasará! No a una nueva Nakba - Agenda Social de La Rioja

  2. Pingback: Los chicos de Hares pueden pasar el resto de sus vidas en la cárcel | Palestina en el corazón

  3. Pingback: En el reino de la crueldad | Palestina en el corazón

  4. Pingback: Los Chicos de Hares: juzgados por un tribunal militar, chantajeados y condenados sin pruebas a décadas en prisión por ‘tirar piedras’ – Desinformémonos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s